Fue capturado "El Mosh", junto con varios miembros de la CNTE



El Mosh fue uno de los líderes más visibles del Consejo General de Huelga que paralizó en 1999 las actividades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el viacrucis que más daño ha dejado a la máxima casa de estudios del país, y que se prolongó durante 10 meses.

De acuerdo con la ficha técnica proporcionada por la Policía Estatal, fue detenido y encarcelado de febrero a junio del 2000 como consecuencia de esos hechos.

“Al cobijo del ala más radical de la CNTE, obtuvo una plaza de maestro en la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), con fecha de ingreso del 1 de febrero del año 2011”.

Cuenta con la clave presupuestal 110071251E28100.0033553, adscrito a la escuela José María Morelos del municipio de Álvaro Obregón, en un horario de 18:00 a 21:30 horas.
No ejerce frente a grupo. Su función es la de generar desestabilización al amparo del ala más radical de la CNTE, aliada a Morena.

Su detención se efectuó la noche del martes durante un operativo de la Policía Michoacán para liberar las oficinas centrales de la SEE, ubicadas sobre Avenida Siervo de la Nación.
De 48 años de edad y originario del Estado de México, el ahora integrante de la CNTE admitió ser parte de un grupo de choque denominado El Bloque, ligado a Morena y a los actos sabotaje en actividades de las precampañas del PRD. Su situación jurídica la definirán en próxima horas autoridades estatales que ya valoran el caso.

El gobierno estatal denuncia destrozos y saqueos a sede de SEE

Por otra parte, el gobierno del Estado condenó los actos vandálicos y el saqueo de equipo de cómputo de las oficinas centrales de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), que permanecieron tomadas desde el pasado 8 de enero.

El total de los daños perpetrados durante la toma de las instalaciones de la SEE asciende a un total de 664 mil 500 pesos por los daños al equipo de cómputo, estructurales y pintura, en cristales, puertas, candados, cadenas, cerraduras e instalación eléctrica.

Ante ello, el enlace jurídico de la SEE acudió a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para presentar una denuncia por los destrozos y el saqueo a las instalaciones de la institución.