Header Ads

Candidato del PRI humilló a sus acarreados, solo les regaló 3 naranjas y un poco de agua



Entre cientos de acarreados y desorganización, inició este sábado el registro de los precandidatos a alcaldes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la sede de ese partido en la capital. Los acarreados llegaron desde la mañana a la sede del PRI en camiones del transporte público de diferentes partes del estado portando lonas, gorras y playeras con el nombre de su candidato, con ellos arribaron también bandas de música de viento.

El precandidato del PRI a la alcaldía de Acapulco, Ricardo Taja Ramírez llegó a su registro acompañado de decenas de acarreados a quienes traslado en microbuses y urvans del transporte público de diferentes rutas de la ciudad, algunos de los vehículos portaban la propagan de los precandidatos perredista a la alcaldía del puerto.

Taja Ramírez quien fue señalado en 2016 en lonas colgadas en Acapulco de estar vinculado con la delincuencia organizada y haber recibido dinero para financiar campañas, llegó acompañado del exgobernador René Juárez Cisneros, el candidato al senado y exalcalde de Acapulco, Manuel Añorve Baños, el dirigente del PRI, Heriberto Huicochea Vázquez, y el secretario de Turismo del estado, quien aspiraba también a la alcaldía, Ernesto Rodríguez Escalona.

Durante su registro, los acarreados se arremolinaron junto a la mesa donde recibiría su constancia, sin embargo, fueron retirados entre empujones por personal que acompañaba al precandidato.

De la misma manera le abrieron paso a Taja Ramírez para que se tomara la foto junto a Manuel Añorve, Juárez Cisneros y sus acompañantes en las escalinatas del auditorio del partido. Los acarreados fueron vestidos con playeras color blanco y gorras con la leyenda “Taja”, además de lonas y mantas. La dieta de los acarreados para este día fue: tres naranjas y una botella de agua, cortesía del PRI.

Luego del registro, a los acarreados de Ricardo Taja les entregaron tres naranjas y un agua embotellada de medio litro, como agradecimiento por haber asistido. “La gente de Taja, la gente de Taja”, gritaba un hombre mientras cargaba una caja con las naranjas. Los asistentes se arremolinaron y comenzaron a tomar las bolsas. “Solo es una bolsa, no pueden llevarse más”, les grito la diputada priista local plurinominal, Rosaura Rodríguez Carrillo. Las naranjas no alcanzaron para todos los asistentes.



Fuente: Bajo Palabra