México tuvo que ceder la mitad de su territorio por su incapacidad para defenderlo y no tenían dinero suficiente



México se convirtió en un país independiente en 1821, con una extensión territorial de 4 millones 400,000 kilómetros, sin embargo, esto sólo duraría unos pocos años.

Los estados de California, Utah, Nevada y Nuevo México, así como una parte de Arizona, Colorado, Wyoming, Kansas y Oklahoma , formaron alguna vez parte del territorio mexicano, hasta que el 2 de febrero de 1848, al final de la Guerra de Intervención Norteamericana, Estados Unidos y México firmaron el Tratado de Guadalupe Hidalgo.

En ese acuerdo, titulado originalmente, "Tratado de Paz, Amistad, Límites y Arreglo Definitivo entre los Estados Unidos Mexicanos y los Estados Unidos de América", México renunció a sus reclamos sobre la independencia de Texas; y además, se delimitó la frontera de ambas naciones entre el Golfo de México, hasta el océano Pacífico; pasando a través del río Gila, el río Bravo, el río Colorado, y los linderos de Nuevo México y Alta California.


Como compensación, Estados Unidos pagó 15 millones de dólares por daños al territorio mexicano durante la guerra.

Además, los estadounidenses aceptaron patrullar su lado de la frontera, y los dos países aceptaron dirimir futuras disputas bajo arbitraje obligatorio.

Una de las razones por las que México tuvo que ceder este territorio, fue por su incapacidad para defenderlo; debido a que no tenía una gran población, ni los recursos monetarios suficientes.
La población que se había extendido en el norte fue gracias a la venta de terrenos a bajo precio a extranjeros, que estaban dispuestos a nacionalizarse mexicanos.

Por otra parte, Estados Unidos tenía recursos y un gran interés expansionista, lo que le dio incentivos para explotar al máximo sus nuevos territorios.

¿Qué perdió México?

La cesión de este territorio resultaría un beneficio económico a futuro para Estados Unidos , pues la mayoría de las entidades de esa región destacan actualmente por el gran tamaño de sus economías.
Por ejemplo, el Producto Estatal Bruto de California en 2017 fue de 2,845.4 millones de dólares, con una población de 39 millones de habitantes y ocupa el noveno lugar del ranking de los estados con mayor riqueza en Estados Unidos.

"La pregunta del millón" sería: ¿En qué condiciones económicas se encontraría ese territorio si hubiera quedado en manos mexicanas?