Norberto Rivera ofició su última misa como arzobispo y pidió perdonar a los políticos




Norberto Rivera Carrera ofició este domingo su última misa como arzobispo primado de México, en la Catedral Metropolitana, tras entregar su renuncia en junio de 2017.

El derecho canónico señala que todos los obispos deben entregar su renuncia al cumplir 75 años, por ello, el papa Francisco designó a Carlos Aguiar Retes como nuevo jerarca de la Iglesia Católica mexicana, quien entrará en funciones mañana lunes 5 de febrero.

Rivera Carrera, originario de Durango, fue ordenado sacerdote en julio de 1966. En diciembre de 1995 fue nombrado arzobispo primado de México y en 1998 designado cardenal presbítero por el papa Juan Pablo II.

El mexicano fue uno de los cardenales que participaron en el cónclave de abril de 2005, en el que fue elegido el papa Benedicto XVI, y en el de 2013, cuando fue elegido el papa Francisco.