Señorita invita a comer a un niño indigente a Burger King pero gerente lo sacó por dar mal aspecto




Una joven identificada como Pierina Guinetti invitó a comer a un pequeño vendedor ambulante en un Burger King de Manuel Olguín en Lima, Perú. Sin embargo, las redes sociales reaccionaron con indignación después de que esta desgarradora historia se volviera viral:

La joven narra que observó al niño que miraba entre las rejas a todos comer y divertirse en los juegos de la famosa cadena Burger King y se sintió conmovida, por lo que decidió extenderle la invitación al niño. Sin embargo, no se imaginaba la terrible reacción del establecimiento.

Pierina Guinetti entró al reconocido establecimiento de comida rápida con el niño de la mano y mientras iba a ordenarle algo de comer, lo dejó en una mesa junto con su cartera y libros, pero cuando regresó, el menor ya no estaba en la mesa, pues el vigilante lo había sacado del restaurante.

Al pedir una explicación del terrible comportamiento de la trasnacional Burger King, una trabajadora señaló que la razón fue para evitar que los clientes se incomodaran o molestaran con la presencia del vendedor ambulante:

“Mientras salía de clases lo vi, mirando tras las rejas viendo , quizás , como un sueño imposible a otros niños celebrando, comiendo, divirtiéndose en Burger King de Manuel olguin.
Se me partió el corazón de verlo y lo invité a comer conmigo allí , la sonrisa que me dio fue hermosa y me dijo que tenía mucha hambre. Entramos de la mano y le pedí que me espere mientras traía la comida.

Lo dejé sentado junto con mi cartera y libros , se quedó viendo el show que había fuera. Cuando regresé estaban en la mesa mis cosas pero Gett no. Buscándolo, lo encontré afuera con los ojos llorosos y le dije qué haces ahí?.

Entra ! A lo que me responde: el señor de la puerta dice que niños como yo no pueden estar adentro y me dijo que salga. Le dije que me importaba un rábano lo que decía ese señor y que entre conmigo . 
Para suerte del SEÑOR ya no estaba parado en la puerta así que mientras Gett comía pedí que llamen al encargado. 

Vino una señorita a hablar conmigo y al preguntar PORQUE SI ESTOY PAGANDO POR UN SERVICIO PARA UN INVITADO MÍO LO ECHAN SÓLO POR ESTAR SUCIO O SER UN NIÑO “ASÍ”, publicó Pierina Guinetti en redes sociales.