El candidato del PRI no quiere hablar sobre el carpetazo de la PGR a Cesar Duarte



Luego de que se diera a conocer que la Procuraduría General de la República (PGR) determinó no proceder en contra de César Duarte, exgobernador de Chihuahua, el candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade intentó evadir los cuestionamientos al respecto.

De acuerdo con una publicación de Reforma, el exsecretario de Hacienda, aseguró que sobre él no pesa ninguna acusación y trató de deslindarse del tema.

“Yo estoy limpio y yo estoy libre de corrupción, de eso no tengo absolutamente ninguna duda”, dijo.

El candidato fue cuestionado en diversas ocasiones sobre la decisión de la PGR de dar carpetazo a una indagatoria contra el exmandatario priista, ante lo cual se limitó a decir que corresponde a la PGR explicar su decisión de no continuar con la investigación.

“La Procuraduría, en ese mismo ánimo de darle respeto y autonomía a sus decisiones, debe de corresponder a esa autonomía con la capacidad de explicar todas y cada una de sus decisiones”, indicó.

Comentó que su papel es únicamente el de exigir que el ministerio público actúe frente a la presencia de cualquier delito cosa que hará siempre.

Uno de las preguntas más contundentes fue la que consultaba a Meade sobre si confiaba o no en la inocencia de César Duarte, a lo que contestó:

“No toca el candidato pronunciarse sobre el estado de derecho, toca el candidato exhortar a las instituciones a que funcionen y las instituciones tienen que funcionar no satisfacción de los candidatos, la satisfacción de la ciudadanía”.

Se pronunció a favor de que se pueda indagar el tema que involucra al chihuahuense, sin embargo la Comisión de Ética Partidaria del PRI advirtió que no investigaría casos de manera retroactiva.
“Sería muy deseable que hiciera su investigación en este, y en cualquier otro caso, sobre cualquier violación en materia de ética”, dijo.