"El PRI merece perder las elecciones por corrupto, un cambio en el Gobierno es deseable": Enrique Krauze



Enrique Krauze afirmó que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) merece perder las próximas elecciones presidenciales por haber cometido y adoptado actos de corrupción.

“Un cambio en el Gobierno es deseable. El PRI merece perder las elecciones por haber nuevamente cometido y adoptado actos de corrupción que todos asociamos con el comportamiento habitual del partido durante el Siglo XX. Nosotros, que fuimos parte de la lucha por la democracia durante las últimas décadas del siglo pasado, conocemos bien la historia”, sostuvo el historiador.

En un editorial que escribió para The New York Times, Krauze planteó cómo a través de las armas, desde sus inicios, el PRI se instaló durante 70 años en el poder, mismo que terminó en el año 2000 con la llegada del Partido Acción Nacional (PAN) a la presidencia, momento en que también inició el “experimento democrático” que ahora vivimos.

“Ha habido alternancia en el poder. Acción Nacional volvió a ganar con Felipe Calderón en 2006, y en 2012, el poder presidencial regresó al PRI con Enrique Peña Nieto. En el México de hoy, el Presidente no es un monarca absoluto ni designa a su sucesor. En el Congreso, varias partes están representadas y son influyentes, no sólo eI PRI. Y el Tribunal Supremo es independiente. Las entidades autónomas clave, entre ellas el Banco Central y el Instituto Nacional Electoral, operan profesionalmente” señaló.

El historiador también se refirió a la libertad de expresión, que aunque consideró todavía algo limitada, ha permitido que salgan a la luz casos de corrupción que habrían permanecido ocultos en el Siglo XX.

Además, aseguró que ahora México es una democracia, a pesar del gran descontento que existe entre los ciudadanos, quienes todos los días resienten el poco crecimiento económico y la persistencia de la pobreza y la desigualdad, situación que se complica, según él, por la violencia, la inseguridad, la impunidad y la corrupción.


Ante éste contexto, José Antonio Meade, candidato del PRI, es quien sufre las consecuencias, quedando muy rezagado en las encuestas, que llevará a que la contienda electoral sea sólo entre dos:  Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena, que lidera con 11 puntos en las urnas, y Ricardo Anaya, candidato del PAN, en alianza con el PRD y Movimiento Ciudadano.

Krauze también aseguró que el gobierno mexicano ha creado una campaña contra el panista, y de la que podrá ser un candidato competitivo si sobrevive, por lo que los electores, dijo, aún no pueden juzgarlo, ya que no ha planteado un programa.

“Los votantes hasta ahora no tienen forma de juzgar a Anaya porque no ha presentado un programa detallado. El actual Gobierno priista ha respondido a la disminución de la popularidad de su candidato al usar la oficina del Fiscal General para fines políticos, creando una campaña mediática contra Anaya por un presunto caso de corrupción. Si sobrevive a ese ataque y llega al inicio formal de la campaña el 30 de marzo, el panista habrá mostrado determinación y podrá convertirse en un candidato competitivo”, afirma.

Respecto a los candidatos independientes que aparecerán en la boleta, indicó que no tienen posibilidades reales de victoria, sin embargo, comparten un respeto por la democracia.

Sobre López Obrador, el historiador opinó que los votantes deben considerar cuidadosamente lo que quiere decir cuando plantea un “cambio de régimen”, ya que el tabasqueño, aseguró, sigue mostrando desdén por las instituciones de la democracia liberal.

“‘Al diablo con sus instituciones’, dijo en 2006 y no ha negado su afirmación. Además, recientemente acusó a la Corte Suprema de ser un instrumento de la oligarquía utilizada para dominar a la gente”, escribe Krauze.