Obrero quedó sepultado y lo rescataron, después solo pidió una caguama bien fría para el susto



Altamira, Tam.- Un obrero fue rescatado de un talud de tierra, lodo y piedras que le cayeran encima cuando se encontraba en una zanja en donde se pretende la instruducción del sistema de drenaje en el ejido Contadero, al sur de la cabecera municipal. El rescatado se negó ser trasladado a un hospital y sólo tenía el deseo de una cerveza familiar para aliviar el susto que se llevó.
El accidente ocurrió a las 16:35 horas (local) en la calle Aquiles Serdán casi esquina con Viaducto de Pemex del ejido mencionado, luego de que el obrero se encontraba en el interior de la zanja de unos 2 metros de profundidad cuando sobrevino un reblandecimiento de la tierra cayéndole encima y tapándolo por completo.
Sus compañeros rápidamente se abocaron a colocar breizas en las laterales de la zanja a fin de contener un nuevo derrumbe.
Asimismo dieron aviso mediante el número de emergencias 911 sobre lo ocurrido y la situación en la que se encontraba el obrero, llegando al punto personal de Protección Civil Regional, Municipal, Bomberos y Cruz Roja quienes iniciaron con las labores de rescate pese a que las posibilidades de vida eran mínimas.
Alrededor de las 17:25 horas lograron el rescate de quien dijo llamarse Alfredo Moreno Hernández, de 34 años de edad y con domicilio en la calle 9 número 109 de la colonia Lucio Blanco de Ciudad Madero.
Al ser rescatado y que saliera milagrosamente por su propio pie, el obrero se negó a recibir atención prehospitalaria, así como ser trasladado a un hospital, refiriendo que lo único que deseaba es llegar a su casa y tomarse una “Caguama” bien fría para curarse del susto que se llevó.