Senador del partido verde mandó a talar miles de arboles para construir su rancho de 8 millones de pesos



Este jueves, 1 de marzo, salió la nota sospechosa de la semana. En una investigación publicada en Reforma, cacharon que el senador con licencia, Pablo Escudero, compró un terreno y construyó una finca en La Marquesa para que practicara su deporte favorito: la equitación.

El senador —del Partido Verde, por cierto—, según la investigación, compró a finales del 2016 el rancho de una hectárea. De acuerdo al diario de la CDMX, esta transacción le salió nada más en 8 millones de pesos, y no están contando la construcción de la finca. La investigación, dice que el modesto predio está ubicado en lo alto de una loma y que forma parte del club hípico “Reserva Salazar”, del que Pablo Escudero es socio. 

Según las fotografías y los testimonios recogidos por Reforma, en la estancia se ven “las caballerizas y una pista ecuestre para practicar los saltos”. Además, según los trabajadores del rancho vecino, Escudero ha sido un visitante continuo del club hípico y “deberá tener, suyos, unos tres o cuatro caballos.”

Ya, para irle sumando, resulta que en la construcción de la casa de descanso, construyó un camino empedrado hasta la carretera y mandó a talar una gran cantidad de árboles, siguiendo al pie de la letra los #TipsVerdes,  que presenta su partido, el PVEM.
A modo de semblanza, podemos agregar que el senador con licencia, Escudero, nunca hizo pública su declaración 3de3 y pidió licencia para terminar un libro sobre el Sistema Anticorrupción, además de “atender sus negocios y reflexionar desde afuera.”