Suspenden cualquier orden de aprehensión contra el ex director de Pemex



Una jueza federal concedió a Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), la suspensión definitiva contra la judicialización del caso Odebrecht que lleva la Procuraduría General de la República (PGR), por lo que la dependencia no podrá solicitar una orden de aprehensión en su contra, informó el diario Reforma.
 
De acuerdo con el medio, el falló fue otorgado por Sandra Leticia Robledo Magaña, jueza primera de distrito en Amparo Penal de la Ciudad de México, quien prohibió a la PGR por tiempo indefinido judicializar la investigación o solicitar una orden de aprehensión en contra de Lozoya en la indagatoria que lleva a cabo por enriquecimiento ilícito y cohecho.

“Se concede la suspensión definitiva para el único efecto de que las cosas permanezcan en el estado en que se encuentra la carpeta de investigación FED/SEIDF/CGI-CDMX/117/2017 y no se determine en definitiva la investigación inicial, si ésta no se ha judicializado; y hasta en tanto se notifique a la responsable la resolución que recaiga en el fondo del juicio de amparo”, resolvió la jueza, de acuerdo con Reforma.

Este fallo, mencionó el diario, “fue dictado justo cuando un tribunal colegiado estaba a punto de determinar si continuaba vigente otra suspensión definitiva que había sido concedida a Lozoya el 7 de noviembre pasado para los mismos efectos”.
La constructora Odebrecht está envuelta en un escándalo tras admitir el pago de sobornos en 12 países por unos 788 millones de dólares.

En México, el caso apuntó hasta al director general de Pemex entre 2012 y 2016, Emilio Lozoya, acusado de recibir 10 millones de dólares.

En pasado diciembre, México impuso una sanción a Odebrecht y la inhabilitó durante cuatro años para obtener contratos públicos en el país, después de que se demostrara el cobro indebido de 119 millones de pesos (6.2 millones de dólares) en el proyecto de la refinería de Tula, Hidalgo.

A lo largo de 2017, Lozoya Austin fue sólo en una ocasión a la Procuraduría General de la República, pero a pesar del número de medios que se dieron cita para registrar su llegada al edificio de Reforma, al ex director de Pemex no se le vio entrar, ni tampoco se le vio partir.
El ex directivo de Pemex ha negado las acusaciones de sobornos y también ha anunciado demandas por daño moral.

De acuerdo con las declaraciones del ex director de Odebrecht en México, Luis Alberto de Meneses Weyll -cuyos videos fueron difundidos por Quinto Elemento Lab-, Emilio Lozoya recibió 4 millones de dólares que habrían tenido como destino la campaña de Enrique Peña Nieto, para luego, obtener ayuda con contratos con Pemex.
De acuerdo con la declaración, Lozoya planteó a Odebrecht, que sería “muy importante” si pudieran contribuir con algo cuando él los había apoyado desde 2009.

Hasta el momento se sabe que también una filial de Odebrecht, Braksem, intervino en la campaña del Presidente Enrique Peña Nieto con transferencias por 1.5 millones de pesos que fueron transferidos a Latin América Asia Capital, empresa que ha sido relacionada por testigos protegidos con Lozoya Austin.